• MAVI Farmacéutica

5 tips nutricionales para mejorar el síndrome del intestino irritable

¿Sabías qué el síndrome del intestino irritable es el trastorno gastrointestinal más común en todas las edades?

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social, aunque se ha detectado que entre el 60 al 75 por ciento de las afectadas son mujeres (A).


Se caracteriza por un dolor crónico o abdominal, vinculado con alteraciones en el hábito intestinal como diarrea, estreñimiento o alternancia; además de reflujo gastroesofágico, disfagia, saciedad temprana, dispepsia intermitente, náuseas, flatulencia y eructos. También suele provocar síntomas fuera de los intestinos como ansiedad, depresión, insomnio, cefalea primaria y disfunción sexual.


Los expertos de Harvard Health Publishing, señalan la existencia de una conexión entre una microbiota intestinal alterada y el síndrome del intestino irritable. En equilibrio los 10 billones de microbios que la conforman, se encargan de digerir alimentos y combatir bacterias dañinas; sin embargo, cuando hay un desbalance, las bacterias causan una respuesta inflamatoria agravante del síndrome del intestino irritable (B).



Dieta especial


En ocasiones los síntomas se presentan tras comer cierto tipo de alimentos como frituras y carne roja, por lo que implementar ciertas estrategias en el régimen nutricional, podría ser de gran ayuda para aminorar los signos:


1- Reducción de alimentos bajos en hidratos de carbono de cadena corta (FODMAPs), que empeoran la sintomatología, ya que el intestino corto no los absorbe. Tienen tres características en común: baja absorción en el intestino delgado, rápidamente fermentables por las bacterias de la microbiota intestinal e incremento deliberado del paso del agua a los intestinos. Por ello la Canadian Society of Intestinal Research, sugiere restringir el consumo de cebolla, ajo, lactosa, trigo y frutas ricas en fructosa (manzanas, peras, mango y melón) (C).


2- Apuesta por alimentos ricos en fibra soluble, la cual se diluye en el agua, forma un gel que acorta el tiempo de tránsito intestinal y disminuye el estreñimiento (D). Elige, avena, cebada, nueces, lentejas, chícharos, naranjas, zanahorias, frutos secos y papa.


3- Prefiere proteínas de fácil digestión, no olvides cocinarlas con poca grasa. Opciones: huevo, pollo, pavo, pescado.


4- Mastica bien y come despacio, para que sea más fácil para los intestinos digerir la comida.


5- Considera el consumo de probióticos que ayudan a equilibrar la microbiota intestinal, se encuentran en la kombucha, kéfir, pepinillos y chucrut.


Finalmente se sugiere practicar ejercicio, ya que agiliza las digestiones y evita la inflamación intestinal.




Fuentes:


A- Definición y Contexto, pág 3. Diagnóstico y tratamiento del intestino irritable en el adulto. Guía de referencia rápida. Catálogo maestro de guías de práctica clínica: IMSS-042-08.

B- Diseases & Conditions Chronic gut inflamation: Coping with inflamatory bowel disease. Harvard Health Publishing. Harvard Medical School. https://www.health.harvard.edu/diseases-and-conditions/chronic-gut-inflammation-coping-with-inflammatory-bowel-disease

C- Irritable Bowel Syndrome and Diet: The Foods You Can Eat. GI Society, Canadian Society of Intestinal Research. https://badgut.org/information-centre/health-nutrition/ibs-the-foods-you-can-eat/

D- Gastroenterología y Hepatología. Preguntas y Respuestas en Gastroenterología/ Trastornos Funcionales Digestivos. Does fiber improve or aggravate irritable bowel syndrome? Vol. 32. Núm 2. Páginas 118-119. DOI: 10.1016/j.gastrohep.2008.11.003

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo